Home Noticias Locales Si sueñas con una casa propia acude por una aplicación a las...

Si sueñas con una casa propia acude por una aplicación a las oficinas de Habitat for humanity

1031
0


Equipos conformados por voluntarios, estudiantes de CPI y de otras escuelas, la ayuda de personal calificado y empresas que donan su tiempo y esfuerzo trabajando duro cada año para hacer realidad el sueño de muchas familias de bajos recursos, Habitat for humanity inicia el periodo de llenar aplicaciones y así poder elegir a quienes califican para este programa que ayuda a las familias de bajos recurso a alcanzar el sueño de tener una vivienda digna a la cual llamar hogar.
Entrevistamos a una de las familias que cuentan con una vivienda otorgada por Habitat for Humanity para saber cómo se sienten ahora que viven en su propia casa y esto fue lo que nos dijo el Sr. Jose Marquez “ cuando llegamos aquí a Estados Unidos nunca nos imaginamos que pudiéramos comprar una casa, vivíamos en un dúplex y nuestra vecina nos comento que ella había aplicado por una casa en una programa de Habitat que ayudaba a familias de bajos recursos a adquirir una vivienda, y que gracias a Dios si había calificado y estaban construyendo su casa, nos invitaba a ir de voluntarios y ayudar en la construcción de su casa, pero nosotros no teníamos ni idea de lo que nos iban a poner a hacer, si no sabíamos nada sobre construcción, aparte no le creímos, yo le decía a mi esposa como crees que nos van a dar una casa sin dar nada de dinero, tenemos que dar un enganche o sea el pago inicial y luego el gasto del notario y otros gastos que se hacen usualmente al comprar una vivienda, solamente que fuésemos ricos podríamos comprar una casa, pero mi esposa seguía insistiendo me decía “ mira la vecina dice que ya le entregaron su casa y no pago nada solo $20 dólares como un pago simbólico que se debe hacer cuando haces cualquier transacción de compra venta ante el notario.” Y como dice un dicho hasta no ver no creer, platique con los vecinos y quede un poco más convencido y fuimos por una aplicación a la oficina de hábitat, la primera vez que fuimos no calificábamos porque teníamos que demostrar que éramos solventes y capases de mantener una casa, y solo teníamos como 6 meses de estar rentando y pagando todos los gastos de los servicios que se necesitan para mantenerla funcionando, y el requisito era como mínimo un año; así que al siguiente año regresamos y después de responder algunas preguntas como estas, “si estábamos legalmente en este país, como estaba nuestro crédito y otras preguntas más, que formaban parte de los requisitos para poder llenar una aplicación, nos dijeron que ya podíamos aplicar y nos dieron la oportunidad de llenar la aplicación, y gracias a Dios fuimos afortunados y fuimos una de las familias que si calificaron y cuando menos lo esperábamos ya estábamos ahí martillando nuestra propia casa.
Fue una experiencia inolvidable, aprendimos un poco de construcción, hicimos amigos maravillosos, nos enseñaron como mantener siempre tu casa en las mejores condiciones posibles, aprendimos a trabajar en equipo con personas que donaban su experiencia y su tiempo de una manera gratuita, el ver como esos voluntarios llegaban aunque a veces el clima estaba demasiado caliente o frio la verdad nos dejaba sin palabras, esto y el haber participado en la construcción de mi casa no tiene precio, mi familia y yo estamos realmente agradecidos con este programa, creo que si todas las familias que fueron afortunadas como nosotros de tener una vivienda digna contribuyeran con un granito de arena a este programa de Habitat sería importante para que este programa pueda apoyar a más familias que como nosotros sueñan con algún día tener su propia casa.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.