More than a decade ago, the Rev. Donald Rollstin made a decision...

More than a decade ago, the Rev. Donald Rollstin made a decision that impacted the lives of Grand Island Area Habitat homebuyers

358
0
SHARE


PUEDES LEER ESTA HISTORIA EN ESPAÑOL EN LA PARTE DE ABAJO

More than a decade ago, the Rev. Donald Rollstin made a decision that impacted
the lives of Grand Island Area Habitat homebuyers. Rev. Rollstin willed his possessions and $68,000 to help low-income families realize their dreams of homeownership. This level of giving is rare, but together we can follow his lead, give generously and provide opportunities for safe, affordable housing.

About the same time as Rev. Rollstin’s passing, Cecelia Estrada applied to Grand Island Area Habitat for Humanity’s home loan program. Cecelia and her two children had been living in a run down, tiny trailer, too small for their basic needs. Their desire was to have a safe, decent and affordable home where they could thrive.

With help from many supporters whose donations secured land, and Rev. Rollstin’s financial gift, Habitat was able to provide Cecelia’s family the opportunity to build and buy their own home. This family is just one whose lives are far different than they were, thanks to the generosity and help from Habitat supporters.

Cecelia’s daughter is now married with children of her own and works in a medical office. Her son is a first year college student at UNL with the dream of becoming a doctor. As an empty nester, Cecelia now welcomes her children and grandchildren into her home for visits and special occasions — a home she lovingly maintains.

Since 1992, supporters like you have helped 92 homebuyers by providing strength, stability, self-reliance and shelter. You’ve made tangible and intangible changes that have impacted families and their futures.

To make this kind of impact, we need your help. Tax-deductible donations may be given online at the web or mailing address below. Please, join us in giving for a land development that will take us four to five years into the future, well past our 100th home. If you’ve recently given, please share news of Habitat’s mission with others, so that we can continue to make positive changes.

HISTORIA EN ESPAÑOL

Hace más de una década, el reverendo Donald Rollstin tomó una decisión que impactó las vidas de los compradores de viviendas de Grand Island Area Habitat.
El reverendo Rollstin dono sus posesiones y $ 68,000 para ayudar a las familias de bajos ingresos a cumplir sus sueños de ser propietarios de una vivienda. Este nivel de donación es raro, pero juntos podemos seguir su ejemplo, dar generosamente y brindar oportunidades para viviendas seguras y asequibles.

Casi al mismo tiempo del fallecimiento de el Rev. Rollstin, Cecelia Estrada se postuló al programa de préstamos hipotecarios de Hábitat para la Humanidad del Área de Grand Island. Cecelia y sus dos hijos habían estado viviendo en un pequeño remolque, demasiado pequeño para sus necesidades básicas. Su deseo era tener un hogar seguro, decente y asequible donde pudieran prosperar.

Con la ayuda de muchos donadores cuyas donaciones aseguraron la tierra, y el regalo financiero del Reverenda Rollstin, Hábitat pudo brindar a la familia de Cecelia la oportunidad de construir y comprar su propia casa. Esta familia es solo una cuyas vidas son muy diferentes de lo que fueron, gracias a la generosidad y la ayuda de los seguidores de Hábitat.

La hija de Cecelia ahora está casada con sus propios hijos y trabaja en un consultorio médico. Su hijo es un estudiante universitario de primer año en UNL con el sueño de convertirse en médico. Como nido vacío, Cecilia ahora da la bienvenida a sus hijos y nietos a su casa para visitas y ocasiones especiales, un hogar que ella mantiene amorosamente.

Desde 1992, los donadores han ayudado a 92 compradores de viviendas brindándoles fortaleza, estabilidad, autosuficiencia y protección. Hicieron cambios tangibles e intangibles que han impactado a las familias y su futuro.

Para hacer este tipo de impacto, necesitamos tu ayuda. Las donaciones deducibles de impuestos se pueden dar en línea en la web o la dirección postal a continuación. Por favor, únase a nosotros para un desarrollo territorial que nos lleva de cuatro a cinco años en el futuro, mucho más allá de nuestra casa número 100. Si ha donado recientemente, por favor comparta noticias de la misión de Hábitat con otros, para que podamos continuar haciendo cambios positivos.
Esta Nota fue publicada en: la pagina de facebook de Hábitat para la Humanidad.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY