Es posible que las mujeres con complicaciones en el embarazo tengan la...

Es posible que las mujeres con complicaciones en el embarazo tengan la función cardíaca afectada después del parto

102
0
SHARE


Las mujeres que desarrollan preeclampsia temprano en el embarazo son más propensas que las mujeres sin este síndrome a sufrir un engrosamiento del músculo cardíaco izquierdo un mes después del parto.
Los cambios del músculo cardíaco fueron más graves entre las mujeres que desarrollaron preeclampsia antes de las 34 semanas de embarazo.
En otro estudio, la monitorización de telemedicina parece prometedora para reducir los reingresos hospitalarios de mujeres que desarrollan hipertensión justo después de dar a luz.
de acuerdo con las investigaciones presentadas hoy en las sesiones científicas en conjunto de 2017 del Council on Hypertension de la American Heart Association (AHA), el Council on Kidney in Cardiovascular Disease de la AHA, la American Society of Hypertension en San Francisco.

La preeclampsia es una peligrosa elevación de la presión arterial que se produce en la segunda mitad del embarazo. Las mujeres con preeclampsia suelen tener una cantidad anormal de proteínas en la orina. De acuerdo con los National Institutes of Health, el número exacto de mujeres que desarrollan preeclampsia no se conoce pero se estima que está entre un 2% y un 8% de todos los embarazos en todo el mundo y alrededor de un 3,4% en Estados Unidos.

La aparición temprana de la preeclampsia, que ocurre antes de la semana 34 de gestación, normalmente es una forma más grave de la enfermedad, declaró el autor del estudio, el Dr. GianLuca Colussi, profesor adjunto de medicina en la Universidad de Udine en Udine, Italia. “Las mujeres con preeclampsia de aparición temprana tienen el mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular posteriormente.”

Colussi y sus compañeros estudiaron la estructura del corazón y su función en 65 mujeres un mes después del parto. Las mujeres no tenían la presión arterial alta antes de quedarse embarazadas pero desarrollaron preeclampsia durante el embarazo. Un treinta y seis por cierto de estas mujeres sufrió una preeclampsia de aparición temprana. Para realizar comparaciones, también incluyeron en el estudio a 16 mujeres no embarazadas con hipertensión, 6 mujeres embarazadas sanas y 30 mujeres no embarazadas sanas.

Esto fue lo que descubrieron:

· En comparación con las mujeres sanas embarazadas y no embarazadas, las mujeres con preeclampsia presentaban un mayor riesgo de hipertrofia del ventrículo izquierdo. Esto sucede cuando la cavidad de bombeo izquierda del corazón se engrosa, lo que dificulta que el corazón bombee de forma eficiente.

· Las mujeres con preeclampsia también eran más propensas a sufrir cambios en el ventrículo izquierdo lo que se traduce en una disfunción diastólica, que pone en peligro la capacidad del corazón para relajarse y llenarse de sangre.

· Las mujeres con preeclampsia de aparición temprana desarrollaron cambios del ventrículo izquierdo más graves, muy similares a los que se suelen observar en pacientes con hipertensión crónica con un alto riesgo de trastornos cardiovasculares.

Entre las mujeres con preeclampsia, las que tuvieron la de aparición tardía tenían niveles de presión arterial más altos, una media de 136/91 mm Hg, que aquellas con una aparición temprana, con una media de 125/87 mm Hg. Una posible explicación, según Colussi, puede ser que las pacientes con preeclampsia de aparición temprana se recuperaron antes que las pacientes con preeclampsia de aparición tardía después del parto.
Los hallazgos señalan que las mujeres embarazadas con preeclampsia y sus médicos deben ser conscientes del elevado riesgo cardiovascular que puede ocurrir después del parto.

“Se deben realizar cribados a estas mujeres para detectar factores de riesgo cardiovascular importantes y deben implementarse estrategias de prevención tan pronto como sea posible”, afirmó Colussi. “Hemos demostrado que las mujeres preeclampsia de aparición temprana podrían tener un riesgo incluso mayor, por lo que se recomiendan intervenciones preventivas, como el uso de fármacos que actúan en el remodelado del ventrículo izquierdo.”

“Se necesitan más investigaciones con más pacientes para validar estos resultados, así como para ayudar a explicar por qué los cambios en el corazón son más propensos a ocurrir”, afirmó.

En otro estudio sobre la preeclampsia presentado en la reunión científica (resumen 34), los investigadores evaluaron una intervención de tratamiento y monitorización con telemedicina, para mujeres con presión arterial alta grave después del parto o con riesgo de desarrollarla. Los primeros resultados sugieren que el enfoque es factible, las pacientes lo aceptan y es una estrategia prometedora para reducir los reingresos hospitalarios y las complicaciones relacionadas con la hipertensión posparto.

Coautores con Colussi son la Dra. Cristiana Catena, Ph.D.; Dra. Lorenza Driul; Dra. Francesca Pezzutto; Dra. Valentina Fagotto; y Dr. Leonardo Alberto Sechi. Los conflictos de interés de los autores están en el artículo. La PierSilverio Nassimbeni Foundation ha financiado el estudio del Dr. Colussi.

Los coautores del estudio de telemonitorización son Kara K. Hoppe, Julie B. Zella, Nicole A. Thomas, Heather M. Johnson.
Las declaraciones y conclusiones de los autores de los estudios que se presentan en las reuniones científicas de la American Heart Association y la American Stroke Association pertenecen a los autores del estudio y no reflejan necesariamente la postura ni las políticas de la asociación

http://buenosdiasnebraska.com/wp-content/uploads/2016/10/CCC-10-4-16.jpg

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY