Preparando su casa para venderla

Preparando su casa para venderla

644
0
SHARE

Por Nathaniel Sillin

A medida que mejora la economía, los vendedores de hoy se enfrentan a un panorama muy diferente al que existía antes de la caída del mercado inmobiliario de 2006.

El mercado inmobiliario actual presenta procedimientos y normas nuevas, entre ellos, los obstáculos con los que se encuentran los futuros compradores a la hora de obtener préstamos. Si está pensando en vender su casa en los próximos meses, sería bueno hacer un análisis profundo de sus finanzas personales y del mercado inmobiliario local antes de colocar el cartel de “se vende”. Estas son algunas cuestiones a tener en cuenta:

Asegúrese de tener el dinero suficiente. Puede querer comprar una casa nueva pero, ¿tiene el dinero suficiente para vender la suya? En inglés se utiliza el término “underwater”, que se refiere a la cantidad de dinero que el vendedor debe pagar por vender una casa por encima de la ganancia final que se obtiene por la venta. Si lo que debe pagar por la casa –incluidos los costos de venta que deben pagarse al cierre de la operación–supera el precio de venta acordado, entonces tendrá que pagar la diferencia de su bolsillo. Si no está en una situación que lo obligue a vender de inmediato, tal vez le convenga esperar a que mejore su situación financiera y el mercado inmobiliario.

Evalúe sus finanzas. Antes de vender, asegúrese de estar preparado para comprar o alquilar. Una parte importante del proceso es verificar que sus tres informes crediticios (https://www.annualcreditreport.com/index.action) estén correctos.

Considere si le conviene vender la casa por su cuenta en lugar de a través de un agente inmobiliario. Durante la crisis inmobiliaria, se veían muchos carteles de “Dueño vende” en los vecindarios. La caída del valor de las casas hizo que muchos de los vendedores optaran por vender la casa por su cuenta en lugar de pagarle una comisión del 5 o 6 por ciento a un agente inmobiliario. Pero hay que tener en cuenta los beneficios que pueden tener las agencias inmobiliarias en su situación específica. Los agentes experimentados conocen bien el mercado y tienen habilidades de negociación que podrían permitirle obtener un mejor precio por su propiedad. No se apresure al tomar esta decisión. Consulte los principales sitios web de ventas particulares y agencias inmobiliarias y hable con amigos, abogados y profesionales inmobiliarios para interiorizarse lo más posible.

Piense bien antes de gastar en mejoras. No todos los proyectos de remodelación del hogar son rentables a la hora de vender la casa. El informe anual de Costo vs. Valor de la revista Remodeling (http://www.remodeling.hw.net/cost-vs-value/2015/) hace un seguimiento del recupero del precio y costo de los proyectos de remodelación más importantes. Antes de refaccionar el baño, la cocina u otra área de su casa, investigue si el trabajo compensará la inversión a la hora de vender la casa. Para muchos vendedores, podría ser conveniente contratar a un inspector profesional para que identifique si la casa tiene problemas estructurales, mecánicos u operativos que puedan demorar o comprometer su venta.

No se olvide de los gastos de la mudanza. Según la Asociación Americana de Mudanzas y Almacenamiento, un gremio importante de la industria, una mudanza profesional promedio a otro estado, a una distancia de 1220 millas, cuesta en promedio $5.630; para las mudanzas dentro del mismo estado, el costo promedio es de $1.170. Después de todos los costos involucrados en la venta de una casa, no se olvide de tener en cuenta el costo de la mudanza.

En resumen: Vender la casa requiere de planificación. Antes de colocarla a la venta, busque asesoramiento sólido y calificado para venderla inteligentemente en un mercado que todavía se está recuperando.


Nathaniel Sillin dirige los programas de educación financiera de Visa. Siga Practical Money Skills en Twitter: www.twitter.com/PracticalMoney.

http://buenosdiasnebraska.com/wp-content/uploads/2016/10/CCC-10-4-16.jpg

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY